Seguidores de Jesús, en cada equipo, en cada deporte, a cada nación

Por 26/07/2013Actualidad

“De alguna forma, perder la pierna ha sido un gran regalo”

“Estaba aterrorizada,” admitía Stef, para justo después controlar su ansiedad lo suficiente para antes de saltar y hacer la mejor marca de su carrera. “Tus piernas tiemblan un poco y piensas, “¿lo haré bien?”. “Pero entonces te dices a ti misma, -¿sabes qué? Has luchado contra una hélice, y has ganado. Esto no puede ser tan difícil”.

La hélice era de una lancha motora en un lago al norte de Toronto hace once años, y el piloto era el hermano de la mejor amiga de Stef que no la vio en el agua justo en su camino. Stef intentó bucear hacia el fondo para evitarla, sin tiempo para recordar que llevaba un chaleco salvavidas. Antes de desvanecerse, al tocarse la espalda notó como metía la mano en su cuerpo y pensó que literalmente estaba partida en dos.

El hospital más cercano estaba a tres horas y cuando llegó los médicos pensaban que no sobreviviría tras haber perdido tanta sangre. La precisa cirugía de un ortopeda y la amputación de  su pierna derecha, debajo la rodilla, salvaron su vida. Stef tenía 16 años.

Tumbada en la ambulancia camino del hospital “estaba muy asustada pensando que me iba de este mundo”, recuerda. “No conocía a Jesús. Recuerdo que oré por una segunda oportunidad y entregué mi corazón a Dios en aquella ambulancia.

Estaba muy agradecida de seguir viviendo. Era verdaderamente un milagro. Pero con mi amor por el deporte, estaba absolutamente devastada con la noticia de que todos esas cosas se habían terminado para mi. Me preguntaba, Dios, ¿por qué me has dado habilidades para que ahora queden inútiles? Él me fue revelando que el amor y la pasión por competir que me dio, tenían propósito. Sólo tenía que aprender a enfocarlo de forma distinta. 

De alguna manera, perder la pierna ha sido un gran regalo. La mano de Dios ha estado siempre junto a mi y no guardo ninguna amargura. Estoy muy agradecida de que con 16 años pude aprender lo que es importante en esta vida. Sin lugar a dudas tuve momentos de frustración, pero nunca me airé contra Dios. Sé que Él está en control, y si quiso salvarme de un accidente con aquel, no hay nada que no pueda manejar.

Estoy muy agradecida de que Él ha permitido que hoy pueda ser una atleta profesional. Era mi sueño jugar rugby a nivel internacional y parecía ir bien. Hace once años, y tumbada en un hospital con un pie menos, ser una corredora profesional era lo último que pensaba que haría con mi vida. Pero servimos a un Dios todopoderoso.

Dios no está limitado por cosas como desafíos físicos o estigmas sociales o cualquier otra cosa que nos parecen barreras serias en nuestras vidas. El nos ve con un amor incomparable, y nos espera siempre con los brazos abiertos de un padre que espera, pacientemente y lleno de gracia, a que volvamos al hogar con Él.”

El salto de Stef en Londres este verano no sólo fue su mejor marca, sino el récord de las Paralimpiadas en la categoría F44. Con él, Stef se posicionaba para la medalla de Oro, aunque su alegría duró solo unos minutos. Kelly Cartwright, de la categoría F42 (amputados con ambas extremidades bajo las rodillas), con un salto 90cm más corto que el suyo, y por una controvertida decisión del Comité Paralímpico que unió a ambas categorías, la relegaba a la medalla de plata.

Esta era la segunda medalla Paralímpico de Stef, pero la primera en un uniforme del Team GB. En 2008, compitió en Beijing con los colores de Canadá y ganó bronce como velocista en los 200m de la T44. Stef nació en Nueva Zelanda, antes de que su familia emigrase a Canadá, pero de padre escocés y madre inglesa, siempre mantuvo pasaporte británico.

En 2010 y por sugerencia de su entrenador, cambió su elección de competir con Team GB por sugerencia de su entrenador, Peter Eriksson. Para completar la cosmopólita ciudadanía de Stef, está casada con el atleta canadiense en silla de ruedas, Brent Lakatos, que tiene su centro de entrenamiento en Dallas, Texas. No es un matrimonio convencional ni limitado, pues Stef entrena en Loughborough, Inglaterra.

Puedes leer más historias de deportistas de todo el mundo que aman y siguen a Jesús en la web de Atletas en Acción: http://beyondtheultimate.org.

Victoria más allá de la competición

Los deportistas, entrenadores, educadores y otros amateurs y profesionales del deporte, están siempre buscando maneras de mejorar, sacar ventaja frente a tus adversarios, alcanzar el siguiente nivel en su rendimiento deportivo, batir al eterno rival o ganar un campeonato. 

Junto a los elementos físicos del entrenamiento, hay otras áreas como la fortaleza mental, el equilibrio emocional y el desarrollo espiritual que también deben cuidar. Atletas en Acción ayuda al desarrollo de deportistas, entrenadores y personas del mundo del deporte en todas estas áreas en pos de un rendimiento integral, de un Atleta Total.

AEA ayuda a iglesias y proyectos deportivos comunitarios a construir un futuro lleno de esperanza a través de vidas transformadas, enfocadas y enriquecidas con los valores del evangelio y el carácter de Jesús.

“Seguidores de Jesús, en cada equipo, en cada deporte, a cada nación”, es el lema de misión de Atletas en Acción. Esta organización internacional e interdenominacional sirve a la Iglesia en España desde el año 1985. Es uno de los ministerios de Ágape (www.agape.org), conocida como Campus Crusade for Christ en otras regiones del mundo.

Athletes in Action opera mundialmente desde finales de los años 50 del siglo pasado con obreros y equipos en más de 80 países de los cinco continentes.

Rubén Fernández y AEA España y Europa

Rubén Fernández, que prácticamente “nació” en el seno de Ágape, pues sus padres, Gabino e Isabel Fernández, han trabajado con varios ministerios de Ágape desde su infancia (Película JESÚS, Centro de Estudios de la Reforma…), ha dedicado más de 25 de sus 42 años al trabajo con Atletas en Acción.

Rubén jugó y entrenó equipos de baloncesto a nivel competitivo amateur en Sevilla y Málaga, y está graduado como entrenador Superior por la FEB. Ha llevado la dirección Deportiva de campamentos y eventos de alto rendimiento por el que pasan deportistas de la talla de Pau y Marc Gasol, Juan Carlos Navarro, Felipe Reyes, Sergio Rodríguez… como el CVF (CampusFrigiliana.com), desde 1998.

También ha sido mentor y capellán deportivo en varios Juegos Olímpicos. En Londres 2012 y otros eventos como mundiales y europeos de varios deportes. Rubén hace Coaching enfocado en rendimiento deportivo con gente del mundo del deporte de todo tipo. Está a plena dedicación con AEA desde 1994. En la actualidad trabaja en la coordinación de AEA para toda Europa Occidental y junto a Lidia y sus 3 hijos (Samuel, Josué y Lucía), colaboran con la iglesia CCE Parque Victoria, en La Cala del Moral (Málaga).

El equipo de Atletas en Acción cuenta con dos obreros más a plena dedicación, Abraham Crespo y Pablo Gómez, en Málaga, y tres más en Barcelona, Jessie Starrenburg, Ellen Quarles y David Reina, además de algunos internos y colaboradores en proceso de preparación al servicio a pleno tiempo. Junto a ellos, AEA cuenta con una ingente y competente red de seguidores de Jesús dentro del mundo del deporte por toda España (entrenadores, agentes deportivos, gente de empresa, gestión, política, educación… en relación al deporte que colabora y siente AEA como suya. Para nosotros, esta red apostólica es la razón de ser y operar de nuestro equipo de obreros, no simplemente un medio de realizar eventos o actividades.

En Atletas en Acción, como en el resto de la familia de Ágape, todos los que estamos a plena dedicación somos responsables de desarrollar los recursos necesarios para el sostenimiento de nuestras familias y ministerios. Cada uno de nosotros tiene el privilegio de contar con un equipo de personas que forman parte de lo que hacemos con sus oraciones, ofrendas, influencia e incluso implicación práctica en muchos de nuestros proyectos. Cada uno de los jóvenes obreros aquí mencionados agradecería profusamente tu colaboración. Si estás interesado, en esta página puedes hacerlo: http://agape.org/colabora.php

 

HeartBeat Barcelona

Un proyecto con el que AEA sirve a iglesias de toda Europa

¿Cómo sería tu barrio si se pareciera más al barrio que Dios tiene en mente? Exactamente eso se preguntaron en Atletas en Acción en Holanda y crearon la iniciativa Heartbeat Europe, un proyecto dedicado a ayudar a las iglesias a conocer un barrio, averiguar sus necesidades y, a través del deporte, ayudar a que ese barrio se parezca más al barrio que Dios tiene en mente.

La realidad es que el deporte es importante para todos, los mayores se emocionan viéndolo, los jóvenes disfrutan practicándolo y los pequeños copiando aquello que sus ídolos de coloridas camisetas hacen en y fuera del campo de juego. El deporte es clave a la hora de compartir valores.

Heartbeat Europe consiste en ayudar a las iglesias ya establecidas en 16 ciudades diferentes de Europa a poner en marcha una iniciativa deportiva en su barrio, con la idea de establecer relaciones, promover valores, compartir el mensaje de Jesús y hacer de ese barrio un barrio más parecido a lo que Dios tenía en mente.

En Barcelona se lleva trabajando con 7 iglesias diferentes desde el pasado Enero. Formación, específica para trabajar con el deporte en la iglesia local y mentorado y coaching de los líderes asignados en cada iglesia. En Julio y Agosto se ha apoyado a estas iglesias con 48 jóvenes de diferentes países para reforzar y catalizar el trabajo que semanalmente hacen las iglesias en cada plaza, parque e instalación deportiva.

La gente en los distintos barrios están respondiendo muy positivamente a la iniciativa. Para ellos, ha sido ver un grupo de personas, que, sin pedir nada a cambio, han dado su tiempo, su dinero y su verano para hacer de un lugar un lugar mejor. En cada iglesia han visto personas venir a Jesús este verano.

Las iglesias siguen dando pasos para afianzar este trabajo. En Septiembre han comenzado nuevas sesiones de formación para iglesias con interés en comenzar proyectos deportivos en su entorno, si estás interesado puedes contactar con Ellen Quarles (ellen.quarles@atletasenaccion.es“>ellen.quarles@atletasenaccion.es).

Heartbeat Barcelona es una forma de mostrar el amor de Jesús dándonos a los demás. Justamente como hizo Jesús. ¿No es esto lo que Jesús nos enseñó a hacer cuando nos dijo que amasemos al prójimo y que orásemos que viniera su Reino y se hiciera su voluntad?

 

Deja tu Comentario